No me escribas hoy


Hoy, no me escribas…
podría como siempre sucumbir
al encanto inocente de tus frases,
de esas letras que me atrapan
sin ninguna explicación…
es como andar
en medio de un campo dorado de centeno;
cada espiga un hechizo,
cada grano una poción,
y en mi mente,
el embrujo de tus labios
abiertos como flor.

Es que no puedo
sino imaginar
la fragancia de tus pétalos húmedos,
inflados de promesas,
tentando sueños de pasión…

Será mejor un silencio atroz,
un silencio de lejos,
frío, como mal invierno,
negro, duro, sin calor;
aunque pierda la razón,
aunque desespere a solas,
pero… no me escribas hoy.

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s