Entreverado


Juntemos nuestra imaginación y volemos tan lejos como sea posible…

Andaré por caminos sorteando cauteloso las breñas del edén un poco antes de llegar de improviso a tu habitación; ser allí tu huésped, recostarme a tu lado, ocupar por un instante el vacío de tu cama y acompañar la soledad inerte de tu ser…

Te he encontrado acostada, boca abajo, presta para el juego sutil de mis acariciadas… mis manos lo saben y pronto una se apresura sobre tu espalda descubierta; voy sin prisa y en cada avance encuentro, por azar, promesas repartidas por doquier;  tan suave son estas sensaciones que animan a besarla; voy por ella desbocado, y mientras llego, mi mano que espera alcanza el entreverado de tus piernas…

Tus glúteos, son tan deliciosos tus glúteos que ya provoca ir más allá con el deseo propio de un toro listo a embestir; pero hurgo entre tu ropa delicada para descubrir las formas redondas que encierran las fuerzas ocultas de tus caderas; me atrevo a más, más aún al descubrir la comisura que las ha separado desde siempre; mis dedos la siguen como simulando un vuelo a ras del suelo, desciendo lentamente con el mayor afán de quien quiere al fin perderse…

Y así y desde ya, puedes suponer la metamorfosis de mis ganas cuando mis besos desnudos empiecen a bañarse en el aguardiente tibio de tu vientre, y con apenas luz de atardecer.

Derechos reservados
Autor: Lugh Landrus
Venezuela
Mayo: 2020

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s