Adiós amigo


Te fuiste amigo…
Te robó la muerte.

Se apagó tu estrella.
Has partido en la barca, gélida y umbría,
que trajo la espera de Caronte;
te alejaste en ella cruzando un mar de llantos
entre olas de silencio,
lentamente,
enfilada al horizonte.

Y por ese pacto cínico con la muerte,
te has ido para siempre,
te has llevado mil adioses
empapados por el llanto de tu suerte.

Y aquí quedamos tus amados,
familia, amigos y tus hijos
sin poder volver a verte.

Te fuiste temprano
con la mezquindad del tiempo.
Nos dejas un vacío,
un lamento,
el estallido final,
ese trueno letal
que resuena entre tu gente.

¡Adiós amigo!

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s