Soledades


Otra vez se juntaron nuestras soledades.
Otra vez se acarician en la distancia.
Nuestros corazones apretados
ya no dan espacio a la arrogancia.
 
Acércate,
préstame tu soledad.
Acompaña a mis deseos,
tal vez quieran desnudarte.
Espero se asomen tus caricias lejanas.
No se porque hoy, creo,
no serán tan vanas.
 
Aquí esta tu soledad y es testigo de la mía.
Dos soledades envueltas en nostalgias,
nostalgias intrínsecas,
inventadas a ratos.
 
Soledades que pregonan en silencio
la llegada de espantos que no existen.
 
Soledades juntas que acampan
en la campiña del otro,
en los campos de rosales secos
que han dejado sus espinas.
 
Ahora somos dos almas que sonríen
en un callejón de soledades.
 

Lugh Landrus

Licencia de Creative Commons

Anuncios

4 thoughts on “Soledades

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s