Amor marino


Se cansaron mis días de esperar
por noches como aquella.

 
Noche sin luna
de un millón de estrellas.
Noche de espera y de fortuna.

 
Un peñero abandonado 
sirvió de escondite
a estos dos enamorados.
 
Al fin estábamos a solas.
Entonces dejaste tu piel morena descubierta,
y entre silencios y estrépitos de olas,
hacíamos un amor marino de siluetas.
 
Ese amor tenso y profundo
hacía crujir aquella nave
con el ruido de una vieja carabela.
 
Un viento tibio soplaba nuestros cuerpos,
volábamos como cintas de veleta…
Remábamos sin rumbo,
goteaba tu pecho salado mi cabeza,
y a fuerza de puro aliento
inflábamos las velas.

 
Luego seguimos tendidos en la arena.
Fue una noche larga para amantes,
tan larga que contamos
dos veces todas las estrellas.

 

Lugh Landrus

Licencia de Creative Commons

Anuncios

3 thoughts on “Amor marino

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s