Besos escondidos


Esta tarde, cuando me vaya,
dejaré besos escondidos en tu cabellera.
 
Cuando lo desates, en tu cuarto casi a oscuras,
creerás ver destellos de luciérnagas audaces
pero serán mis labios lentos y locuaces
rodando por tu piel casi desnuda.
 
Esta tarde, cuando me vaya,
dejaré besos escondidos en tu cabellera.
 
Si los guardas en tu pecho
creerás sentir el aleteo abril de las mariposas
pero serán mis dedos presurosos y serenos
haciendo travesuras prohibidas
en la cima de tus senos
 
Esta tarde, cuando me vaya,
dejaré besos escondidos en tu cabellera,
si para cuando los recojas aún están tibios
descubre tu piel a solas y úsalos de abrigo.
 
Y si ya cansados de vagar buscaran a tientas
algún espacio vacío en tus caderas,
déjalos contemplar el amanecer
detrás de aquellos montes y laderas
que guardan con tal celos
tus secretos de mujer.
 

Lugh Landrus

Licencia de Creative Commons

Anuncios

One thought on “Besos escondidos

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s